Autor: Too Mainstream

DC Bombshells – Divertimento en la II GM

Minientrada Posted on

GalleryComics_1920x1080_20150812_DCBOMBS_Cv1_55b2d150ee3915.43264373

DC Bombshells es una saga que surge a raíz de unas figuritas coleccionables de las chicas DC en plan póster motivacional para las tropas en la segunda guerra mundial. Esto podría haber acabado muy, muy mal, pero por suerte no ha sido así.

Es un cómic muy divertido, de lectura rapidísima y bastante insustancial. Pero no todo pueden ser reflexiones sobre qué supone ser un humano, o la naturaleza de la guerra. Hay veces que al abrir un número lo único que queremos es entretenernos sin más. Y DC Bombshells cumple esta exigencia con creces. ¿A quién no le apetece de vez en cuando leer sobre mujeres pegando a nazis y liándose entre sí?

Como comentaba hace poco Friki Vintage, a raíz de las películas de acción, hay veces en que recrearse en los clichés sale bien, y esta saga cumple la premisa al 100%. Todos los tópicos que podamos imaginar sobre americanadas de la II GM, o sobre cómics protagonizadas exclusivamente por superheroinas salen sin excepción. Y si no fuese así, la verdad, me sentiría decepcionada.

amazonas nazis
Amazonas derribando aviones nazis a pulso, ¿qué más se puede pedir?

La ambientación está muy cuidada, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta el origen del cómic y es, junto al dibujo, es uno de los puentes fuertes de la saga.

Tiene además el encanto de tomos como el 1602 de Marvel, en el que uno de los atractivos era intentar averiguar cómo aparecerían o qué profesión ejercerían los superhéroes que ya conocíamos. A la hora de hacer esta review, está publicado hasta el #33 y todavía no ha aparecido Katana, a la que tengo ganas locas de ver. Una japonesa en plena guerra puede dar muchísimo juego.

Una de las razones por las que los números se devoran rapidísimo, es que se centra en diversas historias paralelas, lo que es a la vez una fortaleza y una debilidad de la saga. Por un lado, agiliza la lectura, y alarga la tensión. Por otro, hay historias claramente más interesantes que otras.

Por mucho que me duela, cada vez que el cómic se centra en Wonder Woman, baja claramente de nivel, y sospecho mucho que se trata por ser la única mujer claramente heterosexual de la saga y la importancia del romance en su historia. Incluso la historia de Zatanna, en la que su relación con Constantine es un punto central, se hace interesante por la relación amor-odio con la hija del Joker (amor de ella a Zatanna y odio de Zatanna a la Joker). Pero esos números pueden tomarse como un respiro entre las historias, mucho más interesantes, de una Supergirl soviética y una Batwoman haciendo de espía americana en Berlin.

Para todos aquellos que les apetezca pasar un buen rato sin más, recreándose en la estética retro pin-up, este es su cómic. Aquellos que busquen algo más, tenéis el resto de reviews para dejaros aconsejar.

lesbianas peligrosas
Lesbianas igualmente peligrosas y glamurosas.

 

Anuncios

The Fade Out

Minientrada Posted on

fadeout

Todo lo que tocan Brubaker y Phillips es oro, y no podía ser menos con su saga ambientada en el Hollywood de los 40, cuando la meca del cine era todavía presidida por el signo de “Hollywoodland” que, como he aprendido gracias a este cómic, publicitaba la construcción de apartamentos.

En The Fade Out, el dúo de Brubaker y Phillips vuelven a demostrar que son los reyes indiscutibles del género noir, adentrándose en la suciedad más asquerosa de una industria que se vendía como la cumbre del glamour. Y aun hoy seguimos viendo el Hollywood de esos años como “mejores” a los de ahora, cerrando los ojos a las historias de violaciones y abusos sexuales continuos.

En concreto, eligen uno de los años más interesantes de la década, 1948, el último del sistema de estudios, justo uno después de que entraran en la lista negra más de 300 trabajadores de la industria, y uno antes que eliminasen el “land” del cartel.

Una de mis cosas preferidas de los cómics del dúo, es que se nota que, antes de ponerse a escribir y dibujar, se documentan y empapan de todas las fuentes e inspiraciones posibles. Y a los lectores nos regalan, al final de cada número, con un ensayo sobre las mismas. En Fatale, al final de cada número había un artículo sobre uno de los escritores de terror en los que se habían inspirado. Aquí, cada número te enseña un pedazo de la historia del cine estadounidense.

Se refleja, además, el clima de paranoia que se vivía en el país en ese momento, salidos hace poco de una guerra y convencidos que se acercaba la siguiente. De hecho en The Fade Out lo de menos es la historia. El misterio principal, muy bien construido y que te atrapa desde la página uno, se queda muchas veces en segundo plano, a favor de la recreación en la época, el ambiente y el punto fuerte del cómic, sus personajes.

fadeout2

A pesar de ser todos personajes en apariencia prototípicos, sobre los que hemos leído mil veces, Burbaker consigue dotarles de giros nuevos, que te llevan a querer saber más sobre todos ellos. Por suerte, tenemos 12 números para ir descubriendo, poco a poco gran parte de sus secretos, deseos y pulsiones más profundas. Por desgracia, solo tenemos 12 números para espiar en el que no es más que un corto episodio de sus vidas.

Y, como en cualquier buena novela de misterio, hasta aquí puedo leer. Lo mejor es adentrarse sin saber nada de la trama, parándose a saborear los detalles de las viñetas que te transportan a otro lugar, otra época. Forzarse, al final de cada número, a dejar las ansias de continuar con el siguiente a un lado y absorber los artículos incluidos que, además de enseñar sobre historia de Hollywood, ayudan a comprender mejor la psicología de los personajes y el porqué de sus decisiones en el cómic que acabas de leer.

Para todos aquellos que les guste el género noir o la historia del cine, este es un cómic de obligada lectura.

 

Deadpool: ¿por dónde empiezo?

Minientrada Posted on Actualizado enn

deadpoolport

Empezar con un personaje nuevo tanto en Marvel como en DC siempre da algo de vértigo. La mayoría llevan ya tanto tiempo y han dado tantas vueltas, que siempre hay miedo de empezar una serie y perderse por completo. Por suerte, ambas editoriales no son más que grandes empresas, y continuamente están volviendo a empezar las series de sus personajes, asegurándose así el poder atraer público nuevo.

Las ventas del cómic de Deadpool de este mes de enero, ya en pleno hype de Deadpool, fueron de alrededor de 59,000 en Estados Unidos. Si lo comparamos con la enorme recaudación en taquilla que ha tenido ya la película en el mismo país, a pesar de haberse estrenado este fin de semana, nos deja claro el nuevo público potencial de la serie.

Pero, y esta es siempre la pregunta estrella ante un superheroe, ¿por dónde empiezo?

Depende. ¿Quieres leer un buen cómic, echarte unas risas, o ser el que más sabe de Deadpool antes de ver la película? Porque la respuesta te lleva a inicios diferentes.

 

deadpool98

Si quieres informarte sobre el personaje de cara a la película

Mi recomendación en este caso es el Deadpool Annual de 1998. En unas 40 páginas, te cuenta toda la historia del personaje, conoces a su primer gran enemigo y a su segundo gran amor, Muerte. Si fuese persona de apostar, me jugaría bastante a que gran parte del argumento de la película estará basado en este cómic, ya que es una buena y corta introducción de personaje. Se ve claramente que Wade es una persona con claros problemas psicológicos, así como la razón de sus heridas tanto internas como externas.

Eso sí, si uno espera los chascarrillos que después han sido relacionados con el personaje, y que han sido una de las grandes bazas de la campaña de marketing de la película, se verá decepcionado. Por otra parte, el estilo de dibujo es MUY de los 90, con todo lo malo que ello conlleva (los 90 no fueron buenos para nadie, incluido el cómic).

En caso de querer ya tener un conocimiento enciclopédico para poder multiplicar el postureo a 1.000, Joe Kelly es el que cogió el personaje creado por Liefeld y Nicieza y lo convirtió en un personaje tridimensional en Deadpool Vl.1. Kelly aprovechó la serie, la primera en solitario del personaje (antes había tenido dos mini-series) para realizar una parodia del tono oscuro y grandilocuente que habían adquirido los cómics de Marvel en ese momento. Es además el escritor que introdujo la ruptura de la cuarta pared que caracteriza ahora a Deadpool. Tiene además unos números bastante buenos en que Deadpool sustituye a Spider-man en los años 60. Pero es que los números de viajes en el tiempo del personaje se encuentran invariablemente entre sus mejores, como veremos más adelante.

Aunque le intentan dar el toque humorístico que tendría después, la mayoría son chistes bastante simples, muchos de los cuales no han envejecido del todo bien.

 

90eb5a1c2a16bf21c0848af07dc1f4ae

Si quieres reírte un rato, sin pensar mucho

Wade Wilson es un personaje complicado. Tiene que ser gracioso, pero porque lleva el humor como armadura. Igual que va tapado completamente para ocultar su aspecto deforme, se ha formado una coraza a base de chistes para ocultar su mente echa papilla. Con él, es muy fácil caer o en la tragedia exagerada o en el humor sin sustancia.

Y la serie de Deadpool de Way, Deadpool Vol.2, cae muchas veces en este segundo plano. La serie es genial si quieres reírte un rato, pero es mejor espaciarla en el tiempo. Way consigue genial el toque de humor necesario, pero los arcos argumentales se vuelven bastante repetitivos, y pasa por la tragedia de lo que es Wilson así como muy por encima, quitándole bastante tridimensionaldiad al personaje. A mí en concreto, a partir del número #20 me empezó a cansar, y no me he llegado a leer los 63 de su saga.

Supongo que este fue también el efecto de los 2000s del personaje, en que empezó a agotar al personal, y para revivirlo lo tuvieron que juntar con Cable, en un dúo cómico muy gracioso, y basado en la inhabilidad de Cable de pillarle el humor a ninguna situación.

Mucha gente le tiene una manía tremenda a esta serie porque considera que Way cogió a Deadpool y lo convirtió en un bufón idiota. Y bien, es cierto, pero ¿a quién no le gusta de vez en cuando leer a un bufón idiota?

 

deadpoolxmen

Si quieres aproximarte al personaje, pero crees que un cómic 100% Deadpool puede agobiar

Miedo muy lógico, detrás de las múltiples cancelaciones de series del personaje. Aquí la mejor opción es Uncanny X-Force, una serie corta, de #35 números, en que vemos la sensibilidad de Deadpool.

Esta es mi opción número 1 para todos los fans de X-Men, porque es un cómic muy X-Men, con sus amoríos y sus mutantes que pasan de ser buenos, a malos, a buenos, a malos CONTINUAMENTE (y de hecho la trama principal es si Apocalypse puede o no ser bueno). A mí sinceramente me cansan un poco, pero es un buen acercamiento al personaje, en un contexto diferente.

deadpoolcable2

Se suele recomendar también la serie de Deadpool&Cable, pero es la típica serie con un montón de guiños reverenciales a otros cómics de la editorial que, en caso de no pillar, estropean bastante el seguimiento de la trama. En caso de seguidores de Marvel con un conocimiento bastante importante de otros aspectos de su universo, sí es un buen lugar dónde empezar, porque como ya he comentado antes, el dúo de Deadpool y Cable tiene 0 sentido, lo que le convierte en genial por sí mismo, y Nicieza hace un gran trabajo con su bebé.

 

deadpoolv3.jpg

Si lo que quieres es leer un buen cómic

Aquí no hay ninguna duda. Tienes que empezar por Deadpool Vol.3. Aquí Marvel tuvo la genial idea de crear un equipo con veterano guionista de cómics y un humorista, que se lucen en los momentos dramáticos. Esta serie tiene el balance perfecto entre comedia y tragedia que necesita Deadpool.

Incluye además, el considerado por muchos, entre los que me incluyo, la mejor historia de Deadpool jamás escrita: The Good, The Bad and The Ugly, en que el mercenario hace equipo con Capitán América y Lobezno, unidos por su condición de experimentos del proyecto Arma X, en una historia MUY dramática y que pone los pelos como escarpias.

Otros aciertos de la serie:

– Sus números en décadas pasadas, respetando para cada década el estilo de cómics que se dibujaban. Pasa por los 50, los 60, los 70, los 80 y los 90. Lo mejor es que, a pesar de ser obviamente números de descanso, lo que pasa en ellos importa para la trama y el desarrollo del personaje (hi, Ellie). Y los chistes sobre las formas de guionizar y dibujar de antes son muy meta y muy graciosos, supongo que especialmente para los que le tenemos un amor especial al medio.

– La exploración de la mente de Deadpool. De hecho, tenemos múltiples escenas DENTRO de su mente y son de lo mejorcito de cada número.

deadpoolmind.jpg

– Pasar de un primer arco argumental que es puro cachondeo, en el que el total de los presidentes de Estados Unidos vuelven a la vida en forma de zombies y dispuestos a matar a toda la gente del país y Deadpool es el encargado de enfrentarse a ellos (obviamente, SHIELD no puede permitir que vean a un superhéroe luchando contra Abraham Lincoln, ¡imaginad el escándalo!); a empezar a introducir el drama poco a poco, hasta la historia trágica de The Good, The Bad and The Ugly. A partir de ese momento, la tragedia y la comedia, como he comentado, se va balanceando de forma igual.

– La necesidad de un conocimiento en profundidad de Marvel es mínima. Básicamente tienes que saber que existe SHIELD, lo que hace, y conocer mínimamente a los superhéroes más famosos (a nivel de saber quién es Spider-Man, básicamente). Alguna vez salen personajes más secundarios, pero Deadpool ya se encarga de remarcar su existencia como segundones, y recordar al público que no tiene porqué conocerlos quiénes son, y la razón de ser tan penosos. Alguna que otra referencia hay más difícil, como su relación con Genesis, pero que impide entender una viñeta máximo, sin afectar a la lectura del número.

– Es una saga no muy larga, de 45 números, con un final muy digno del personaje, que obviamente no voy a desvelar. Yo soy bastante fan de las cosas que empiezan y terminan, lo que puede que sea parte de mi problema con las dos grandes.

Tiene además la ventaja de ser el último Deadpool en publicación, por si uno quiere estar “enteradillo” de los últimos avances del personaje (aka, postureo).

Espero que esta guía totalmente objetiva os sirva para, en primer lugar, atreveros a acercaros el personaje y, en segundo lugar, a elegir sabiamente cómo hacerlo (con una careta de Bea Arthur). Os dejo con Hitler y los viajes en el tiempo, contado por Deadpool.

deadpoolhitler2.jpg

deadpoolhitler

 

Zero- Vol.1: An Emergency

Minientrada Posted on Actualizado enn

Zero portada

Zero es un thriller de espías publicado por Image y, parece, algo más. Este algo más se intuye, sobretodo en las últimas páginas del volumen, pero aun no se sabe que es. ¿Qué es eso que sale del mar? ¿Está relacionado con el niño que han enviado contra Zero, en el año 2038? ¿Con el laboratorio, en el que no se llega a distinguir que pasa?

No queda nada claro. Este es un cómic de esos que hay que volver hacia atrás, para entender bien que está pasando. Pero vale la pena leerlo de seguidas, sin parar, zambullirte en la confusión, y nadar en ella hasta el final. Esa confusión que siente Zero, el agente protagonista, cuando le envían a una misión, sin especificar objetivo. Que seguramente sienta ante la pelea de sus superiores.

Este cómic es la historia de Edward Zero, desde que la Agencia (no sabemos cuál) le recluta siendo niño, para entrenarle y quitarle toda capacidad de sentir, a base de lavados de cabeza y drogas. En la agencia quieren crear máquinas de matar perfectas. Pero las personas no somos máquinas y mucho menos perfectos. Así que, como el lector medio se puede imaginar, la cosa no suele salir bien.

Y con Zero, la cosa está empezando a ir tirando a mal. Al final del número se intuye que, en concreto, va fatal.

Lo que empieza siendo un thriller de espías bueno más, con la diferencia de estar ambientado en el aquí y ahora, en conflictos reales y de gran impacto (en este caso, en Palestina), empieza a resquebrajar el género en el tercer número, cuando una persona misteriosa (que no es Bin Laden, como te aclara el propio cómic en un guiño que me ha hecho bastante gracia) sobrevive a un disparo entre los ojos a bocajarro. Ahí ya ves que ALGO pasa, pero el lector, como Zero, no tiene ni idea de lo que es.

Aunque tanta confusión puede echar para atrás a más de un lector, creo que es el mayor acierto del cómic. Te pone completamente en la piel del personaje. Como él, estás intentando averiguar que pasa, en que lío está exactamente metido, que es exactamente la agencia, que planea, y porque tiene dos facciones enfrentadas entre sí.

Sobre el dibujo no voy a comentar, porque es de esas series en que cada número cambia de dibujante, y aquí ya cada cual tendrá sus favoritos. El que está claro que ha hecho un gran trabajo es Ales Kot, el guionista, presentándonos la vida de Edward Zero desde el 2018 al 2038 de forma desestructurada, a la par que planteando el argumento principal de forma lineal.

La acción es violenta y brutal, pudiendo llegar a ser desagradable en ocasiones. Cada número cuenta una historia al que el lector entra ya iniciada, y que deja sin terminar, para saltar en el siguiente número a otra diferente, que también se pilla a traspiés. En todo momento tienes la sensación que te has saltado información, y en más de una ocasión he vuelto a las páginas anteriores pensando “me he saltado alguna página, porque de repente me ponen una historia nueva que empieza con dos personajes terminando una conversación que parece super importante”. Pero no, es que es así.

Para los que hayáis llegado hasta aquí, ya podéis suponer que es un cómic difícil, que a mí de momento me está encantando, pero no apto para todos los públicos. Hay que leerlo con la mente abierta, dispuesto a saltarte detalles, y no obsesionarse con entenderlo todo. Si no se entiende algo, no pasa nada, continúa, y todo tendrá una explicación. O no. Pero es que a veces la vida no da explicaciones.

 

Gotham by Midnight: Vol.1-We do not sleep

Minientrada Posted on Actualizado enn

Gotham_by_Midnight_Vol_1-1_Cover-1_Teaser

El cómic más Vertigo de DC, Gotham bañado en una capa de Lovecraft, en una serie procedimental que recuerda sobretodo a la primera temporada de True Detective.

Funciona de forma totalmente independiente al resto de sagas del universo Batman. Podrías no conocer en nada el personaje (porque has vivido encerrado en una cueva) y seguir la serie igualmente.

El volumen 1 nos presenta a las “fuerzas especiales” de Gotham, el turno nocturno de la policía. Son los encargados de resolver aquellos casos que el resto no quiere ni tocar, debido a su relación con lo sobrenatural. Nos reencontramos, además, a Jim Corrigan, luchando interiormente contra Espectro.

En general, el volumen está teñido de referencias religiosas. No podía ser de otra forma, en una saga protagonizado por Espectro, en una fuerza policial dónde trabaja una monja. Pero consiguen mezclar la biblia con monstruos lovecraftianos que ayudan, en parte, a entender Gotham.

La ciudad es, de hecho, la protagonista absoluta. El tema de porqué Gotham es como es ha fascinado a diversos guionistas durante los últimos años, dándonos la entretenida Court of Owls. Sinceramente, a mí la explicación de Ray Fawkes sobre el porqué esta ciudad crea tanto psicópata, tema central de este volumen, me gusta más. Pero dónde haya una explicación sobrenatural, la voy a preferir sobre una racional, como la que nos presenta Snyder. Podrían llegar a combinarse las dos y hacer una mitología chula de la ciudad, pero ya veremos…

Leyendo Gotham by Midnight, es muy fácil comprender porqué tal cantidad de perturbados surgen de las cloacas de la ciudad. Y ahí está el equipo de Corrigan, intentando evitar que surjan más.

Por otra parte, está EL DIBUJO, de la mano de Ben Templesmith, que es sencillamente perfecto para el tono del cómic (y que cambia, para mi disgusto, en el siguiente volumen). Sus personajes alargados y desdibujados, su dibujo tipo acuarela… Solo viendo las imágenes, te sientes ya inmerso en un misterio de terror.

gothambymidnight2

Lo mejor:

– Su estructura episódica, aunque con un misterio mayor (la propia ciudad) de fondo. Su ajusta al 100% al género detectivesco al que se apegan los cómics.

– Que se meta, sin matices, de lleno dentro del género del horror cósmico. Sin disimulos ni disculpas de ningún tipo.

– El personaje de Corrigan, muy bien resuelto. Me gusta mucho su protección de los pecadores, haciendo lo posible para que Espectro no imparta justicia.

– GOTHAM. Siempre Gotham. Lo mejor de Batman es la ciudad, y aquí la saben aprovechar.

Lo peor:

– El resto de personajes está muy poco dibujados. Son bastante planos.

– El misterio inicial se resuelve muy rápido. En general, el primer número pasa como muy rápido, el resto de números ya adaptan mejor el ritmo. Aun así, se echa de menos una desaceleración, apartarse de vez en cuando de la historia para poder explorar más los personajes (y aquí incluyo Gotham como personaje). Está muy bien que sea todo trama, trama, trama; no te aburres en ningún momento, pero a mí me gustan mis momentos de relax.

– Se echa también un poco de menos una mayor exploración de la unidad del precinto 13. Algo más de su historia, de su fundación. Pero supongo (espero) que en eso se centre el volumen 2.

En general, 100% recomendado para los amantes de los géneros a los que se adscribe (detectives y horror cósmico), con la ventaja de que no es para nada necesario conocer el universo DC.

Darth Vader- Volumen 1: Vader

Posted on Actualizado enn

Vader1

It is a period of insurgence. Rebel spaceships, striking from a hidden base on a moon of Yavin, have won a shocking surprise victory against the rightful reign of the Galactic Empire. The Empire’s ultimate peacekeeping force, THE DEATH STAR, was destroyed due to an unforeseen design flaw. Without this deterrent, the rule of law is in danger. Chaos looms! For the nineteen years after the vanquishing of the Jedi and his painful rebirth on volcanic Mustafar, Sith Lord DARTH VADER has faithfully served his master. But now, he has failed the Emperor and must pay the price….

Así empieza el primer número de Vader, la serie de Marvel que pretende hacer de puente entre el Episodio IV y el Episodio V, así como acabar de encajar el Anakin de los 3 primeros episodios, con el Vader de los siguientes.

¿Alguna vez te has planteado cómo exactamente descubrió Vader que Luke era su hijo? ¿Cómo cambió su relación con Palpatine al saber que éste le había engañado al decirle que había matado a Amidala? ¿Eres de los que creen que los Jedis eran un grupo religioso con demasiado poder? ¿Que el Imperio es necesario para el mantenimiento de la paz?

Si has respondido sí a alguna de estas preguntas, este es claramente el cómic que estás buscando.

El guionista, Kieron Gillen, ya nos ha demostrado en su serie personal, The Wicked and the Divine, su amor por el desarrollo de personajes, la exploración de sus motivaciones, y la evolución de su psicología al enfrentarse a eventos traumáticos. Y todo esto es lo que está aplicando en Vader.

En el primer libro, que engloba los números del 1 al 6, vemos las consecuencias personales que tiene para Vader su fracaso en la construcción y mantenimiento de la estrella de la muerte, empezando por la elección de Palpatine de sustituirle tanto en el plano militar, como personal. Por una parte, un enemigo clásico de Vader, el Gran General Tagge, es nombrado la mano derecha del Emperador, en una escena bastante humillante para Vader, al que describen como un simple utensilio, el sable láser en la mano del Imperio. Por otra, intentan eliminarle incluso esa utilidad, creando una nueva clase de guerreros, unos cyborgs que, mediante tecnología, pueden realizar acciones similares a los Jedis con la fuerza.

Esto último plantea una interesante línea argumental, y es la relación del Imperio con algo tan anticuado, en ese momento, como la Fuerza. El enfrentamiento entre tradición y tecnología, que se ve claramente ante la acusación de herejía que grita Vader, indignadísimo, cuando ve que están intentado imitar a la fuerza mediante burdos trucos. Se ve aquí también como Anakin se ha acabo creyendo claramente que el lado oscuro es el protector verdadero de la fuerza, mientras que Palpatine lo que quiere es poder y ya está, siendo la fuerza un simple instrumento más.

El volumen tiene dos tramas principal, para atrapar a diferentes tipos de lectores:

  • La trama política: Con las diferencias de visión dentro del imperio, y sus luchas de poder. A mi parecer, aquí es dónde Gillen acierta especialmente. Se nota que este era el aspecto que más le interesaba explorar. Toda escena o arco argumental tiene detrás algún tejemaneje político entre las diferentes facciones del Imperio. Por otra parte, hay arcos secundarios que se notan poco desarrollados, por las prisas de Gillen de volver a meter escenas políticas, lo que hace que la saga tenga a veces un ritmo irregular.
  • La trama de los bajos fondos: Aquí es dónde el cómic falla más. Los arcos argumentales aquí englobados o se eternizan o se resuelven demasiado rápido. Son más una excusa para explorar personajes, bastante molones algunos de ellos, destacando los dos nuevos robots. Que yo soy la primera fan de la exploración de personajes, pero la mayoría de las misiones de los caza recompensas acaban importando más bien poco, y así no hay manera de mantener la tensión.

A pesar de sus fallos puntuales de ritmo, creo que es un buen cómic, imprescindible para los fans de la saga. Hace mucho por explicar agujeros de guión bastante importantes de los 6 primeros episodios, así como las reacciones a veces incoherentes de Anakin. Y todos los que, como yo, se quedaron con ganas de más politiqueo imperial, con esta saga van bastante servidos (aunque nunca sea suficiente).