The Fade Out

Minientrada Posted on

fadeout

Todo lo que tocan Brubaker y Phillips es oro, y no podía ser menos con su saga ambientada en el Hollywood de los 40, cuando la meca del cine era todavía presidida por el signo de “Hollywoodland” que, como he aprendido gracias a este cómic, publicitaba la construcción de apartamentos.

En The Fade Out, el dúo de Brubaker y Phillips vuelven a demostrar que son los reyes indiscutibles del género noir, adentrándose en la suciedad más asquerosa de una industria que se vendía como la cumbre del glamour. Y aun hoy seguimos viendo el Hollywood de esos años como “mejores” a los de ahora, cerrando los ojos a las historias de violaciones y abusos sexuales continuos.

En concreto, eligen uno de los años más interesantes de la década, 1948, el último del sistema de estudios, justo uno después de que entraran en la lista negra más de 300 trabajadores de la industria, y uno antes que eliminasen el “land” del cartel.

Una de mis cosas preferidas de los cómics del dúo, es que se nota que, antes de ponerse a escribir y dibujar, se documentan y empapan de todas las fuentes e inspiraciones posibles. Y a los lectores nos regalan, al final de cada número, con un ensayo sobre las mismas. En Fatale, al final de cada número había un artículo sobre uno de los escritores de terror en los que se habían inspirado. Aquí, cada número te enseña un pedazo de la historia del cine estadounidense.

Se refleja, además, el clima de paranoia que se vivía en el país en ese momento, salidos hace poco de una guerra y convencidos que se acercaba la siguiente. De hecho en The Fade Out lo de menos es la historia. El misterio principal, muy bien construido y que te atrapa desde la página uno, se queda muchas veces en segundo plano, a favor de la recreación en la época, el ambiente y el punto fuerte del cómic, sus personajes.

fadeout2

A pesar de ser todos personajes en apariencia prototípicos, sobre los que hemos leído mil veces, Burbaker consigue dotarles de giros nuevos, que te llevan a querer saber más sobre todos ellos. Por suerte, tenemos 12 números para ir descubriendo, poco a poco gran parte de sus secretos, deseos y pulsiones más profundas. Por desgracia, solo tenemos 12 números para espiar en el que no es más que un corto episodio de sus vidas.

Y, como en cualquier buena novela de misterio, hasta aquí puedo leer. Lo mejor es adentrarse sin saber nada de la trama, parándose a saborear los detalles de las viñetas que te transportan a otro lugar, otra época. Forzarse, al final de cada número, a dejar las ansias de continuar con el siguiente a un lado y absorber los artículos incluidos que, además de enseñar sobre historia de Hollywood, ayudan a comprender mejor la psicología de los personajes y el porqué de sus decisiones en el cómic que acabas de leer.

Para todos aquellos que les guste el género noir o la historia del cine, este es un cómic de obligada lectura.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s